5 cosas que un blogger debe evitar al trabajar con empresas

Home / Editoriales / 5 cosas que un blogger debe evitar al trabajar con empresas

El rol de los blogueros de viajes es relativamente nuevo en Latinoamérica. Existen empresas locales que aún no saben qué es un blog o de qué manera podemos participar en las campañas de marketing. Es importante tener presente que la forma en que nos comportamos con las empresas es la imagen que dejaremos del trabajo del resto de los bloggers.

Ejercer nuestra profesión con ética y responsabilidad son valores que deberíamos compartir todos por igual.

Así como existen reclamos por nuestra parte sobre empresas que no cumplen con lo pactado, las empresas también tienen una opinión formada sobre los incumplimientos por parte de los bloggers. Les presentamos las cinco formas más frecuentes de fallarle a una empresa que contrata nuestros servicios:

 

1- No cumplir con lo pactado en tiempo y forma

Sabemos de la emoción que provoca entablar una relación comercial con una empresa. Monetizar el blog es un objetivo al que muchos aspiramos pero hay que tener cuidado con lo que se ofrece a cambio (ya sea de un servicio y/o producto).

Y no solo se trata de cumplir a tiempo. Es importante la calidad de nuestros entregables.

Si, por ejemplo, estamos en un blogtrip y la dinámica del día a día es muy agitada, es mejor dilatar los plazos de entrega que entregar material de baja calidad.

 

2- Prometer cosas que no se pueden cumplir

Además de cumplir en tiempo y forma, lo ideal es no prometer cosas que no podemos cumplir. Si no somos fotógrafos, no deberíamos prometer fotografía profesional. Si la edición de vídeos no es nuestro fuerte, seguramente los entregables no estén a la altura de un cliente exigente.

 

3- No conocer el público objetivo de la campaña

En ese afán de relacionarnos con empresas que nos permitan ganar dinero con nuestro trabajo, quizás no todos nos detenemos a pensar si el contenido que ofrecemos es el adecuado. Lo ideal es que la información que ofrezcamos en nuestros post se relacionen de alguna manera con el público al que la empresa quiere llegar.

Si no tenemos en cuenta esto, los lectores que consuman nuestro contenido no tendrán ningún interés en los servicios de la empresa que nos contrató. La empresa estaría dándose a conocer a un público que probablemente nunca consuma su producto y tus lectores están recibiendo contenido que no les interesa. Lo mejor es tener en cuenta el público objetivo antes de generar el contenido por el que fuimos contratados.

 

4- Chantajear a las empresas

Nos hemos encontrado con casos muy particulares de chantaje por parte de los bloggers hacia las empresas. En general fueron casos donde una empresa no accedió a contratar un servicio de un blogger y no respondió a sus propuestas y el blogger usó (o intento usar) su influencia en redes sociales para criticarlo por ese motivo. No creemos que sea la mejor manera de hacerle cambiar de parecer a quien se encargue del marketing de la empresa involucrada y puede verse CLARAMENTE que esto no deja una buena impresión general de los bloggers de viaje.

 

5- Mentir con los números

Dudamos en mencionar este tipo de falla, pero nunca se sabe. Por si aún se lo preguntaban a ninguna empresa le va a gustar que mientan con sus estadísticas y hay herramientas para chequear esa información fácilmente. Si lo hacen, no solo se estarán cerrando las puertas para próximas participaciones sino que afectarán la reputación de los bloggers de viajes al hacerlo.

 

Conclusión

En conclusión, para que cualquier relación comercial sea fructífera, deberíamos entender las necesidades y posibilidades de las partes involucradas. La búsqueda de ganancia no debería justificar cualquier acción ya que eso perjudica la imagen de todos los bloggers y no solo la propia. La ética al trabajar siempre rinde buenos frutos y cualquier atajo que puedan haber encontrado no parece ser la mejor manera de demostrar sus verdaderas capacidades.

Related Posts

Leave a Comment